Problemas con tu hosting: uptime y caídas del servidor

Letrero de neón donde se lee en inglés Open 24 hours

En la serie de posibles problemas que te puedes encontrar con tu web, hoy vamos a hablar del más común de todos ellos: las caídas del servidor. Cuando contratas un hosting, te garantizan que tu web estará online constantemente, pero eso no es así en realidad, ya que a veces el servidor donde se aloja tu web está caído, y por lo tanto cuando los visitantes llegan a tu web, ven un mensaje de error. Hay una métrica que sirve para medir qué porcentaje del tiempo tu web está disponible: el uptime. La gran mayoría de hostings se promocionan con cifras de uptime superiores al 99% del tiempo.

Pero veamos cuales son los motivos que pueden hacer que nuestra web no esté disponible, que es lo que nos interesa.

Mantenimiento del servidor

Cuando la empresa que te ofrece hosting hace mantenimiento, es posible que tu web no esté disponible durante 1 o más horas. En este caso, no puedes hacer nada más que esperar a que los ingenieros de la empresa sean rápidos y eficaces. Ten en cuenta que cuando se realizan tareas de mantenimiento, suelen enviar un email con tiempo para advertir de la situación.

Fallos de hardware en el servidor

Los fallos de hardware en los servidores se producen inesperadamente y hacen que tu web no esté disponible. Un problema eléctrico, un ordenador que se bloquea, un disco duro que deja de funcionar, etc. En estos casos, cuanto antes sepas la fuente del problema y avises al soporte técnico de tu empresa de hosting, antes volverás a tener tu web online. Estos fallos suceden en todas las compañías de hosting, es inevitable. La calidad de un hosting se mide en la baja frecuencia de este tipo de errores, y sobretodo en la rapidez y eficacia con las que los soluciona el departamento técnico.

Otros factores que producen caídas en el servidor

Hay otros factores impredecibles que pueden hacerte perder un valioso tráfico. Puede que actualices WordPress o alguno de sus plugins y de repente tu web deje de funcionar. Puede ser que por un problema de seguridad alguien hackee tu cuenta, etc. Hay muchos motivos por los cuales puedes dejar de estar online. Si el problema es únicamente en tu web y no en todo el servidor, es posible que el fallo permanezca indetectado por el departamento técnico, y por eso es muy importante tener mecanismos propios de detección de downtime.

¿Qué hacer cuando tu web no está disponible?

Lo primero que hay que hacer cuando tu web está offline es darse cuenta. Puede parecer estúpido, pero si no controlas cuando tu web funciona y cuándo no, puede que estés dando una mala experiencia a tus visitantes, ya que no podrás resolver los problemas. La mejor manera de darse cuenta de que tu web no está funcionando es usar algún monitor gratuito (PingdomSiteUptime, Site24x7). Los monitores gratuitos se conectan cada cierto tiempo (5, 10 o los minutos que tu quieras) a tu web y te envían un email si detectan que no está funcionando.
Una vez sabes que tu web está caída, debes trabajar para solucionar el problema. Cuando el fallo sea de la empresa, cuanto antes envíes un email al soporte técnico mejor, ya que serán ellos los que solucionarán el problema. Si por el contrario has sido tú quién ha provocado el fallo, entonces lo ideal es que deshagas todos los cambios hechos desde el último momento en que la web funcionaba.

En resumen, tu web puede estar offline por diferentes motivos ajenos a tu control, y para solucionar cualquier problema es imprescindible controlar cuándo tu web está online y responder lo antes posible a cualquier situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*