Servidores Virtuales (VPS)

En esta página te vamos a explicar qué es un servidor privado virtual (más conocidos como servidores virtuales o VPS) y todo lo que necesitas saber para contratar uno. Si ya sabes lo que es, tal vez te interese pasar directamente a nuestra revisión de los mejores servidores virtuales VPS.

¿Qué es un servidor privado virtual?

Un servidor virtual privado es un servidor en el que varios usuarios comparten una misma máquina, pero cada uno dispone de una partición aislada en la que se instala un sistema operativo propio, tien su propia memoria RAM, disco duro, etc. Cada usuario puede modificar la configuración de su servidor sin afectar a la del resto de usuarios que comparten el mismo ordenador. El VPS, por tanto, ofrece las ventajas de un servidor dedicado, pero a precios “casi” de hosting compartido, ya que la máquina se paga entre varios usuarios.

Obviamente va a tener limitaciones, ya que no dejas de compartir recursos, pero en general, como que cada VPS tiene su propia fuente de alimentación, su propia CPU, su propia memoria RAM y su propio disco duro, vas a disponer exactamente de lo que pagas cuando lo contratas. Sin sorpresas y sin depender del uso que el resto de usuarios hagan de su VPS.

¿Cuándo me interesa un VPS?

Te interesa cuando un hosting compartido se te queda pequeño, pero no quieres o no puedes asumir el coste de un servidor dedicado exclusivo para ti solo. Actualmente las empresas ofrecen packs de VPS a precios muy competitivos, y que en la práctica se comportan como un servidor dedicado.

¿Qué puedes hacer en un servidor virtual?

Cuando contratas un VPS (a menos que sea uno totalmente gestionado por la empresa) necesitas conocimientos técnicos para poder acceder al servidor y realizar cambios. Puedes modificar la configuración del servidor, el sistema operativo, antivirus, firewalls… aunque en algunos casos, hay software diseñados para servidores privados que no acaban de funcionar bien en VPS. También tienes la opción de contratar un VPS gestionado completamente por la empresa de hosting, con lo que  te despreocupas de todo.

¿Dónde contratar un servidor VPS?

Prácticamente todas las empresas de hosting ofrecen planes de VPS, con lo que no te será difícil encontrar. En Los Mejores Hostings hemos preparado una lista con los mejores servidores virtuales disponibles en el mercado. Échale un vistazo para saber cuál te conviene más.

¿Qué debe tener un VPS de calidad?

Dependerá de tu caso concreto y de lo que tu página web necesite. Pero en general, para proyectos medianos, éstas son las especificaciones mínimas que recomendamos, y los factores a tener en cuenta a la hora de ecoger tu VPS:

Linux o Windows

Tendrás que elegir uno u otro. Dependerá de tus conocimientos técnicos. Linux te puede ofrecer algunas ventajas que Windows no, pero por contra, si tu web funciona con ASP o ASP.net vas a necesitar Windows.

Gestionado o no gestionado

Otra vez, depende de tus capacidades técnicas (o de si tienes un equipo técnico). Si eres capaz de gestionarlo por tu cuenta, es mejor el no gestionado, ya que no dependes del trabajo de otros, y es más barato. Pero si no te ves capaz, es imprescindible que contrates un servidor gestionado por la empresa de hosting.

Ancho de banda

Deberías buscar servidores con ancho de banda mínima de 1 TB.

Microprocesador

En general, los planes de VPS ya cuentan con CPUs suficientes para cualquier tipo de proyecto. A menos que vayas a alojar un servidor de juegos, todos serán correctos.

Memoria RAM y capacidad del disco duro

Deberías buscar planes con al menos 1GB de memoria RAM y 20GB de disco duro.

Caudal del tráfico

Deberías buscar servidores privados con al menos 100 Mbps de caudal.

Precio del servidor

Una vez sepas lo que estás buscando en cuanto a características, se trata de buscar el mejor precio. Puedes revisar las empresas que recomendamos y escoger la que te ofrezca más confianza y tenga el mejor precio para tu VPS.

Servicio de asistencia técnica

Es seguramente el punto más importante a tener en cuenta al comprar un virtual private server. Sea gestionado o no, cuando algo falle y requieras de ayuda, tienes que saber que la empresa de hosting ofrece atención personalizada las 24 horas del día. Antes de contratar un plan, comprueba que así sea.

Localización geográfica del centro de datos

Saber el país donde está físicamente el servidor es importante. Por ejemplo, si tienes mucho tráfico de Estados Unidos, te interesa un servidor lo más cercano a ellos, para mejorar el tiempo de respuesta. Si por ejemplo, vives en España y quieres cumplir con las nuevas leyes de protección de datos personales, te interesará que el servidor esté físicamente en España.