Medir la calidad de un hosting

Tiempos de respuesta de un hosting

Tiempos de respuesta de un hosting – caso real

Si ya tienes un hosting, es importante saber medir si la calidad del alojamiento es buena o no. Ahora que tantas empresas ofrecen paquetes “ilimitados”, la calidad se mide por el servicio y no por la cantidad de Espacio o Ancho de Banda.

Uno de los parámetros indicadores de la calidad del hosting es el tiempo de respuesta de los servidores. Un tiempo de respuesta alto hace que los usuarios tengan que esperar más para ver cargar sus páginas. Está demostrado que cuanto más lento carga una web menos visitas tiene, así que mejor tomárselo en serio.

¿Cómo medir el tiempo de respuesta de los servidores?

La mejor forma de medir el tiempo de respuesta es contar con servicios gratuitos o de pago. Yo personalmente uso StatusCake y Pingdom.com. Estos servicios te permiten medir los tiempos de respuesta de tu web cada 5 minutos de forma ininterrumpida. También te avisan cuando tu web no está disponible.

Un caso real de medición de tiempos de respuesta

Te estarás preguntando si sirve de alguna cosa medir estos tiempos. Pues la verdad es que si, y voy a mostrar un ejemplo de este mes.

Los datos de tiempos de respuesta habían subido escandalosamente para una de las webs que gestionamos, y además eran muy irregulares, llegando a superar los 1500 milisegundos. Decidimos probar y hacer un cambio de servidor hacia BanaHosting. El resultado fue una reducción de los tiempos de respuesta espectacular. Pasamos de 1400 milisegundos de media a menos de 300 milisegundos de media. También notamos un aumento de páginas vistas por usuario.

Así que como ves, medir la calidad de tu hosting te permite detectar problemas y solucionarlos!

PD: una mención especial a BanaHosting.com por su soporte y ayuda en la migración.

Otros casos en que nos interesa medir los tiempos de respuesta

Aunque tengamos un hosting cuyos tiempos de respuesta y de Uptime sean perfetos de entrada, es bueno continuar midiéndolos siempre, ya que podrían dejar de ser tan perfectos en cualquier momento, y debemos estar enterados de cualquier cambio para poder actuar rápidamente. Por ejemplo, en un hosting compartido, si de repente un usuario con el que compartimos espacio, utiliza demasiados recursos, nuestra web se resentirá.

También queremos saber si es nuestra propia web la que de repente tarda más en cargar, para poder tomar las medidas oportunas para reducir el tiempo de carga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*